Cosas básicas que tienes que saber sobre el bulldog inglés

Si eres amante de los perros, de seguro conoces la raza popular de los Bulldogs ingleses. Son, sin lugar a dudas, una raza que no pasa desapercibida. Lee a continuación y entérate sobre su origen y los cuidados que requieren

Los bulldogs ingleses o, simplemente; bulldogs, son una raza de perros originaria de Gran Bretaña  cuyos rasgos, aunque no se parecen a los primeros bulldogs de la historia, siguen siendo sumamente reconocidos y son mascotas muy buscadas.

Antiguamente, estos perros eran utilizados para correr toros y para peleas con animales mucho más grandes que ellos, como los osos y los mismos toros. Sin embargo, este carácter deportivo, por así decirlo, aunque le iba perfecto a la anatomía más enclenque que tenían antes, hoy en día los bulldogs  son demasiado rechonchos y robustos para tales hazañas.

Pese a esto, aún hoy día, hay quienes gustan de estos animales y no dudarían nunca en comprar un bulldog para ellos como mascota.

¿Sabes cuál es su origen?

Esencialmente, lo que podemos decir es que la traducción literal de su nombre “bulldog” es “perro-toro”. Sin embargo, nada tiene esto que ver con algún cruce entre especies, sino que está relacionado con su previa naturaleza y utilización para enfrentarlo a toros y otros animales grandes.

Aunque en el pasado fueron perros utilizados para peleas, su carácter en realidad es bastante cariñoso, manso y afectivo. Es un perro ideal, entonces, para adultos. No son muy activos y se cansan con mucha facilidad.

En lo que respecta a sus cuidados, tienen una genética muy particular que hace que debamos considerar algunos asuntos importantes:

  1. Tienen algunos problemas de respiración relacionados con su anatomía braquicéfala. Por ello, evidentemente, no es buena idea que realice grandes esfuerzos y menos en días de calor como el verano.
  1. Son una raza canina con ciertos problemas de digestión y, por lo tanto,  es importante, importantísimo, escoger bien su alimentación.
  1. Por la incapacidad que tienen para tolerar el ejercicio prolongado, no se trata de una raza que pueda reproducirse con tanta facilidad como otras.
  1. La forma de su hocico, con tantos pliegues, puede producir irritaciones y otros problemas, si no se vigilan con cuidado.

¿Sabías todo esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *