Conejos para un armario perfecto

El armario es una de las partes más importantes de nuestra recámara, y su correcto cuidado es necesario para mantener en buen estado nuestras pertenencias. ¡Descubre en este post los mejores consejos!

Sin duda, organizar y limpiar nuestro armario se convierte muchas veces en un dolor de cabeza, pues siempre da el efecto de ser demasiado pequeño para nuestras lista infinita de ropa, accesorios y productos. Sin embargo, su cuidado es súper necesario para que todo lo que allí guardamos se mantenga en buen estado y a la vista de todos, pues no querrás perder tu prenda favorita a cada momento.

Combate la humedad

Uno de los problemas que pueden presentar los armarios, especialmente en las épocas frías del año, es la humedad, por tanto, eliminar humedades debe ser una prioridad de cuidado en tu closet. Un gran consejo para esto es colocar envases de sal marina en las esquinas y cambiarlas periódicamente, esto absorberá la humedad.

Pasa la escoba

Un lugar que siempre olvidamos a la hora de barrer es el suelo de nuestro armario, lo cual, es un error, pues sus esquinas suelen acumular grandes cantidades de polvo que terminan por ensuciar los zapatos y la ropa que allí guardas, generar olores a “guardado” e incentivar las alergias.

Gotas de perfume

Si te encantan los buenos olores este truco te encantará: cada vez que hagas el aseo de tu armario finaliza añadiendo algunas gotas o algunos “puf” de tu perfume favorito en sus compartimientos. Esto equilibrará los olores y cada vez que abras tu armario te encantarás con esa fragancia favorita.

Aprovecha todos los espacios

La buena organización del armario también es primordial para evitar dolores de cabeza, pues te permite mantener tus piezas en orden y sin riesgos de que se estropeen entre el caos. Opta por aprovechar todos los espacios de closet utilizando cajones y percheros en sus puertas. Tener muchas cajas te permite organizar todo por tipo de prenda y mantener un excelente orden, y utilizar percheros te permitirá aprovechar al máximo las puertas de manera ordenada y vistosa.

Finalmente, recuerda hacer mantenimiento de orden cada 15 días para que no termines por colapsar un día y tener un inmenso trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *